miércoles, 16 de junio de 2010

Mundial 2010. Día 6. La belleza de lo cotidiano.

Papá: Amelia, ¿estás nerviosa por el debut de España?
Amelia: Papá, no sé de qué me hablas.

El día se acabó a las 6 de la tarde. Inexplicablemente. El balón no entró y el otro sí. Nos quedamos con cara de que esto no podía pasar y pasó. Habría, hay, que hacer una lectura racional del partido y de la situación. Hemos perdido porque no hemos jugado al gran nivel de otras veces. Si ganamos los otros dos partidos probablemente seamos primeros de grupo. Vale. Todo eso está muy bien y es cierto. Pero la hemos cagado, hay algo que sea roto en la idea que tenemos todos sobre este equipo: la ilusión de ser mejores, de ganar y jugar bien. Quiźas hayamos perdido algo más que un partido.

Ahora es fundamental ganar y por cuantos más goles mejor los dos partidos Supongo que no tendremos demasiados problemas contra Honduras, y sería muy conveniente golearlos, pero contra Chile vamos a sufrir de lo lindo. Jugamos hace dos años en Vila-real y nos costó un montón ganarles, leo ahora que les ganamos 3-0 pero recuerdo que el partido fue más complicado de lo que yo esperaba. Si Suiza le gana a Chile el lunes, tendremos que ganar los dos partidos para ser segundos. Si somos segundos, nos toca casi seguro Brasil en octavos, Holanda en cuartos y Francia o Inglaterra en semis, salvo Brasil, que no es poco, el cuadro es más fácil que por el otro lado, donde nos tocan Portugal o Costa de Marfil, en cuartos Italia y en semis Alemania o Argentina.

Veo un rato del segundo tiempo del Chile - Honduras y parece casi un entrenamiento. Vamos con Chile, tengo una amiga chilena. Am. y Sf. aprueban la decisión. Llegan multitud de veces a la portería hondureña y no logran marcar. Intento fijarme en Matías Fernández que estuvo en el Villareal, me gustaba mucho pero no llegó a cuajar. Recuerdo la Argentina de Bielsa, uno de los equipos más pesados que he visto. Llegaron a Corea como favoritos, como nosotros ahora, y se fueron para casa inmediatamente. Todo el mundo habla bien de Bielsa, vino al Español y al poco se fue y los dejó tirados. Argentina era un tostón. Todos hablan bien de él.

No me ha gustado nada Del Bosque. No creo que contra Suiza necesitemos dos medios centros defensivos. Con uno más Cesc hubiéramos tenido más toque y más intensidad. No me gusta que cambien a Silva y a Iniesta, si son los mejores, déjalos hasta el final. No me gusta jugar a centrar, no somos el Bilbao ni Inglaterra. No me gusta ni un pelo que Iniesta esté renqueante. Navas, Mata, Pedro, son demasiado parecidos. Guiza hubiera dado más variedad.

Uruguay le gana fácil a Sudáfrica. El público se va del estadio diez minutos antes con una tristeza enorme. Casi se acabó.

El día acabó a las seis de la tarde. No he trabajado  apenas después. Me tuve que refugiar en la belleza de lo cotidiano, que, por suerte, es tan importante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario