sábado, 26 de junio de 2010

Mundial 2010. Día 15. La idea es tener muchas ideas.

Mundial 2010. Día 15. La idea es tener muchas ideas.

Minuto 55, el capitán del Arsenal reemplaza a la gran estrella del Liverpool. Diez minutos después, Chile saca al delantero del Jerez. Tal vez la magia, lo impredecible del fútbol sea que en un partido con tanta diferencia entre un equipo y otro se llegue a pasar tan mal y a vivirlo con tanta tensión. Mire usted, que en un equipo están las figuras de los equipos más importantes de Europa y en el otro no. Da igual. Mucho orden, unas cuantas ideas claras y mucho trabajo y ya no hay tanta diferencia.

Claro, luego está lo que diferencia. El portero falla y el nuevo delantero del Barca, (¡ay!), la mete desde cuarenta metros con la pierna mala. Un chileno hace un control largo y llega el Mago Iniesta y la roba, tira dos paredes y la centra a la base del palo. Dos - cero. El medio centro de Chile se expulsa en la misma jugada, ya lo había intentado antes, y deja a su equipo con diez. A pesar de eso, Chile sale a mil revoluciones del descanso y marca un gol. Alguien se da cuenta de que con el resultado del otro partido están clasificados y todos están de acuerdo en finiquitar el partido. Normal.

España deja dos sensaciones bien distintas, por una parte se comportó como los equipos grandes, grandes, (como un campeón de Europa), pocas ocasiones, mucho acierto, sensación de poderío y un rato, con Cesc ya en el campo, de gran juego. También es cierto que Chile nos pudo dar la noche si llega a marcar Mark González y que hubo un ratito en el que nos quitó el balón. España, Del Bosque, ha querido hacer más versátil el juego. Tenía una idea central sobre la que ha hecho variaciones para adaptarse a los jugadores y a las situaciones. No sé, teníamos una gran idea y ahora tenemos una idea que es muchas ideas. La mayoría de mis escritores favoritos sólo escribieron un libro, dividido en diversas historias, a lo largo de su vida. Cuando se salieron de su libro se volvieron intrascendentes.

Veo a Brasil contra Portugal por una tele colombiana, ¿radio caracol?, los comentaristas machacan a Cristiano. Que si no sabe jugar al fútbol, que si no tiene vergüenza por tirar las faltas desde cuarenta metros, que si hace eso con Argentina lo coge Verón y lo mata. El partido es digno de la tercera división italiana. No juega Robinho, ni Kaká. Batista, que está en el campo, tampoco. El segundo tiempo lo duermo plácidamente.

Hoy Uruguay - Corea. Galeano estará hecho un flan. Me alegro por él y por Forlán. Supongo que no tendrán muchos problemas con los coreanos y que no pitará el arbitro de la Hyundai.

En 1998 Bill Clinton ordenó un bombardeo contra una fábrica de medicinas en Sudán. Decía, (¿os suena?), que había armas químicas. Chomsky dice que pudieron morir unas trescientas mil personas por falta de medicamentos. Hoy estará en el palco viendo el USA - Ghana. Claro, los presidentes nunca son asesinos, ellos toman decisiones difíciles.

USA y Ghana juegan la eliminatoria más igualada de todas, (veo a Alemania muy superior a los ingleses), además el que gane se encuentra con Uruguay que no es muy superior. Cuesta trabajo ir con USA a pesar de Hem, Scott, Cobain, Micah y tantos otros y de que la propuesta de fútbol es notablemente atractiva.

Lástima, ya sólo hay dos partidos diarios. Disfrutemos lo poco que nos queda. Ya no hay días, solo esperas hasta que empieza el siguiente partido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario