viernes, 15 de junio de 2012

Eurocopa 2012. Día 7. España 4 - Irlanda 0

Silva se paró y el mundo se detuvo. Los irlandeses lo miraron descompuestos, incluso Iniesta se sorprendió y estuvo a punto de poner una expresión en su cara. Parado, golpeó la pelota suave, entre las piernas del defensa verde. La colocó junto al palo, despacito y con tranquilidad. Un gol canario. El sur del sur. Los irlandeses, que saben cantar mejor que nadie, deben de andar pensando dónde se aprende a imaginar una jugada así. Un futbolista así.


Hablo con un hombre mientras le compro bovedillas. Me habla de fútbol. Me doy cuenta luego de que llevo una camiseta viejísima del Granada CF. Del Bosque tiene la misma idea que yo, ninguna. ¿Será del Barça o de Florentino? No entiendo la reacción de los medios y la afición después del partido contra Italia. ¿De verdad se creían que íbamos a vacilarle a los italianos? ¿De verdad os creéis que Rajoy presiona a Merkel? 


Torres puede ser la estrella de la Eurocopa. Está disfrutando de cada minuto con la felicidad del que pierde y recupera y en ese camino logra saber, logra aprender. Juega fantásticamente, no las mete todas, pero hoy han caído dos. Caerán más porque está jugando para ganar, no para marcar. Cuando Ronaldo no festeja el gol que le da la victoria a su equipo, a su país, nos descubre el infierno en el que vive. Cuando habla de Messi después del partido, sigue en llamas. Cristiano se autoimpone tal nivel de presión que se tortura de una forma innecesaria y estúpida. Si estuviera pendiente de ganar el partido, como cualquier jugador y cualquier hincha, marcaría más goles y sería más feliz. Al final, Ronaldo va a tener encanto: no se puede ser más looser.


Veo en la tienda el Inglaterra - Francia. Un rato sin volumen, otro con el volumen al mínimo. Tres chavales que compran libros de cifi me miran mal. Bajo el volumen. No me entero de nada, busco a Benzema y no lo encuentro. No conozco a la mayoría de los jugadores. ¿Blanc era un entrenador ofensivo? ¿No está Toulalán?


Dzagoev lleva tres goles, ¿cuántos habría marcado Adrián si jugara? Mata ha ganado la Champions, Cazorla ha sido el líder del Málaga. No juegan. No debería Cesc de celebrar los goles con rabia.

Mario Gómez se ha descubierto como un jugador magnífico. Holanda no juega a nada. En el mundial iba en volandas de Snejder, ahora que no está bien, no queda nada. El país de Van Gaal, Beenhakker y Cruyff tiene al tipo este de entrenador.


He llegado tarde al partido de España. No estoy concentrado en el torneo. No estoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario