miércoles, 4 de mayo de 2011

4 Clásicos. Capítulo 4. Barcelona 1 - Real Madrid 1.

Todo acabó y fue mucho peor de lo que esperábamos.

Si analizamos la serie desde un punto de vista madridista y fijándonos sólo en el resultado, que es lo que le gustaría a Mou, el final es excelente. Ya se han encargado de decirlo para justificar toda esta basura: sólo nos han ganado una vez, contra diez y les hemos ganado la Copa. Claro. Y mi abuela y la de Mou toman copas en Marte. La sensación que nos deja esta serie de partidos es desoladora: todo lo bueno que tiene el fútbol español, que es muchísimo, dilapidado en 18 funestos días. Hemos visto agresiones, fingimientos, declaraciones absurdas, falsas y poco inteligentes, lloriqueos varios, errores arbitrales normales y alguno sangrante. Un desastre. En fin, voy a recordar alguna gran jugada. En fin. Bueno, Messi al final del partido del Bernabeu, el pase de Iniesta a Pedro... No, no hay mucho que recordar. ¿Ha jugado Ozil? ¿Iniesta? Qué desastre.

Antes de los partidos pensaba que el Barça nos iba a ganar los cuatro partidos, nunca pensé que mi equipo me iba a dar vergüenza. Ni que el Barça me iba a caer tan mal.

Indiscutiblemente el peor de todos ha sido Mou. Un crack. Un terrible crack. Nunca ha creído en su equipo. Me temo que no se da cuenta de dónde está. Los García salían a ganar en el Bernabeu. El Madrid es el Madrid. Raúl va perdiendo 4 – 1 en Manchester y corre a sacar un córner. Se lucha. Siempre. Hasta el final. Y en el Bernabeu salimos a ganar. No, Mou, lo del señorío no es un mito. Es un estilo. Lo que tú no tienes. Un cero a cero en casa es un desastre, no una oportunidad. Jugar atrás en el Bernabeu una semifinal de la Copa de Europa es un insulto a tu afición. Hablar de un partido con el Chelsea después es aún peor. Estás en el Madrid. No existen los demás equipos. Por cierto, te ficharon porque eras el mejor del mundo. ¿Y Guardiola que ha jugado al gato y el ratón contigo toda la serie excepto la final de Copa? Has tenido la iniciativa cuarenta y cinco minutos en cuatro partidos. Repito: con el Madrid.

El Madrid sólo ha jugado un rato como debiera en toda la serie: el cuarto partido cuando ya no había nada que hacer. Mou ha prescindido inexplicablemente de Benzema, el mejor delantero del Madrid ahora mismo e incomparablemente mejor que Adebayor. Ozil ha salido hundido por su entrenador que no le ha dado ni confianza ni galones en toda la serie. Ronaldo viene del Manchester como Beckham pero Beckham siempre sabía hasta dónde llegaba futbolísticamente, siempre era solidario, valiente y listo en el campo. Ronaldo, no. Si sigue pretendiendo compararse con Messi va a acabar loco y tonto. Tiene gente adulta supuestamente preparada alrededor, una vida impresionante y juega en el Madrid. Que disfrute, joder. Mou ha logrado desquiciar hasta a Casillas que ayer enturbió su magnífica imagen. Iker, los árbitros no existen.

La impresión es que se ha perdido un año. Si el apoyo que ha recibido este hombre se lo hubieran dado a Pellegrini, ahora estaríamos mucho más cerca y más orgullosos de nuestro equipo. Por cierto, algo hay seguro, Mou no logrará los puntos en Liga de Pellegrini. Hay algo de misterioso en FP: ¿cómo se puede pasar de Del Bosque y Zidanes y Pavones a Adebayor y Mou? Recuerdo que en sus primeros años obligaba a pasar a los jugadores cerca del público porque se debían a los aficionados. ¿Por qué, FP?

Probablemente si eres un bocazas y un chulo insoportable cuando te puedan tratar mal te tratarán peor. Algo de eso tuvo el arbitro de ayer. Si te llaman ladrón y te insultan cada vez que te mencionan, tu subconsciente verá mejor que pites falta cuando un tío se cae encima de otro. Qué mas da si lo han empujado, me llamó ladrón. Supongo que Guardiola lamentará la jugada de Higuaín. Hubiera ganado igual y el Madrid no tendría excusa ninguna. El error fue tan grave e innecesario que mancha tontamente el baño que nos habían dado durante toda la eliminatoria. Con Zidanes y Pavones, por cierto. Y con lo más parecido a Del Bosque en el banco.

Siendo madridista quedarse en que el arbitro se ha equivocado, que se van a quedar ahí, sería un desastre: supondría aguantar a Mou otro año. ¿Merecería la pena aunque hubiéramos ganado la Copa de Europa? No.

Esta mañana un camarero engominado y chulesco me ha puesto el cafe, (con un poco de fría, por favor), hirviendo y se ha olvidado de mi tostada. No me ha pedido disculpas pero ha culpado al cocinero. Bromeaba sobre que no iba a servir a los del Barça mientras hacía mal su trabajo. Me ha parecido un triste símbolo.

Ayer leí que sonaba Bielsa. En el fútbol y en la vida siempre hay esperanza. ¿Bielsa? Joder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario