martes, 21 de febrero de 2012

Granada 4 - Real Sociedad 1


Fútbol por la mañana. Todo el año oyendo a periodistas quejarse de los horarios del fútbol y algunos de los nuevos son, simplemente, un placer. Te levantas, lees twitter y los periódicos, desayunas y te vas al fútbol. Inmejorable. Fútbol a la misma hora de la manifestación contra la reforma laboral. Me puede más la estética, el teatro del fútbol, que la ética, protestar contra una reforma que beneficia a las grandes corporaciones y a los empresarios más cutres.

Hace sol, no hay tráfico y estoy a punto de llegar tarde al estadio. Me pierdo el calentamiento, entro casi con el pitido inicial. Cuando logré el abono me prometí que me dedicaría a disfrutar y lo he logrado hasta en los más pequeños detalles: hay que llegar con mucho tiempo al estadio. Empieza el partido y la Real caza un córner. El Granada, otro. Y ahí se acabó la Real. El Granada dominaba el medio y las bandas. Martins y Jara, ayudados por los dos Rico, controlaban el partido y daba la sensación de que era una cuestión de tiempo que cayeran los goles. 

El entrenador de la Real, el que peor impresión ha causado quitando a Manzano, dice que el árbitro ha condicionado el partido. Sr. Entrenador, su jugador le dio una patada escandalosa por detrás a Jara. En el centro del campo, no había peligro, era absolutamente innecesaria. La responsabilidad no es del árbitro, es del jugador profesional que pierde la cordura. Siqueira tiene una tarjeta y en el último minuto, ganando 4-1, toca la pelota con la mano delante del árbitro. No juega en Pamplona. ¿La culpa es del árbitro? Si la policia hace una carga contra chavales de un instituto, la responsabilidad es del que los ha mandado que es un salvaje, pero si un policia acepta que su trabajo es pegarle porrazos a un chaval, tirar a una niña contra un coche, es, entre otras cosas, un cobarde, ya no hay árbitro ni ministro que valga.

La Real es probablemente el equipo con menos espíritu que hemos visto. Todos de la cantera con algunos buenos fichajes, tenían un buen entrenador que los sacó de segunda... no entiendo que buscaron al cambiar. Carlos Vela salió unos pocos minutos, ¿por qué no juega?  Vi a Xabi Prieto por primera vez contra el Madrid en el Bernabeu, marcó un Panenka y, creo recordar, dio dos asistencias: una figura. En los Cármenes sacó un balón de su defensa con una cola de vaca impresionante y no hizo nada más. Nada. Con el Granada por delante, la Real intentó atacar y rápidamente cayeron dos contras en las que Uche, jugando en su sitio, marcó. Me gustaría ver al Granada algún partido con Ighalo y Uche y Martins en la derecha. 

Salgo del teatro contento. Hemos ganado y además jugando bien. No es lo mismo que tu equipo gane con Pablo Laso que con Messina o Mou. En la radio dicen que las manifestaciones han sido un éxito. Bien. En Granada ha leido el manifiesto final el hermano del concejal de cultura del PP. Me invade una sensación de melancolía y tristeza. ¿Cuál es la farsa?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada