lunes, 17 de octubre de 2011

Un año en primera: Granada 1 - Atlético de Madrid 1

Una furgoneta le pita a un mercedes y se pega a pocos centímetros de su parte trasera. Toman la siguiente rotonda a toda velocidad insultándose en paralelo. Sra. Furgoneta, Sra. Mercedes relajense, viene el Atleti, estamos en primera, faltan cuarenta y tantos minutos y hay que dedicarse a disfrutar.

Falcao calienta haciendo un ejercicio en el que recibe en la frontal, se gira rapidísimo y dispara a meta. Un espectáculo. Menos mal que no volvió a aparecer en toda la noche.El Atleti es como un grande en exigencia, en lo malo, para los jugadores. No es lo mismo el Oporto que el Atlético. En el partido tiene jetlag, Higuaín y Messi no.

Más gente que ningún día, el campo está casi lleno, hay huecos en las esquinas de tribuna: 90 euros. Viene gente a nuestra grada con entradas de taquilla, mal diseñadas, mal explicadas, sus asientos estaban en la esquina opuesta.

Fabri y Manzano plantean el partido de forma parecida, Fabri más valiente. Tres en el centro y tres arriba, pero el Granada tiene extremos y el Atleti no. Sorprende la alineación de Manzano, si necesita tres medios defensivos para controlar al Granada contra el Barça es lógico que lo toreen. Siqueira llega a los últimos treinta metros, acelera y saca una rosca perfecta, Uche al palo. Benítez tiene otra sólo frente a Courtois. El Granada juega con la idea de Mourinho, robar y volar hacia la meta contraria. Si se adapta Uche a la banda derecha, puede funcionar. Una lástima que nos cueste tanto marcar, Geijo tiene gol y el gol es como el ketchup, sale a borbotones, (eso es lo que le explico Van Nilstelrooy a Higuaín cuando éste andaba meditabundo porque no marcaba). Fran Rico mejora en cada partido y aporta orden y calidad, un Xavi Alonso para pobres. Al equipo le costará más en esta primera vuelta, hay calidad pero no hay costumbre de jugar en primera. Cuando llega el minuto cincuenta y empieza a notarse el cansancio el campo se hace larguísimo, contra equipos con tanta calidad técnica las segundas partes van a ser eternas.

Mario Suarez es el clásico jugador que no aprecias en la tv., ocupa todo el centro, toca rápido y no pierde ni el balón ni la posición. Aún más sorprendente la necesidad de jugar con tres parecidos si tienes uno muy bueno.

Sale Adrián. Máximo goleador y mejor jugador del último europeo sub-21. El típico caso de jugador que estaría en un grande español si fuera belga o su agente fuera el sr. Mendes. Pronto estará en un grande inglés. Manzano quita a Falcao. Saca a Pizzi que también juega muy bien. La última tontería del madridismo oficial es decir que tenemos al mejor entrenador del mundo: ¿se habrán dado cuenta del porcentaje títulos/victorias que tiene Guardiola? Guardiola ha puesto a Thiago de mediocentro defensivo. Rijakaard ponía a Iniesta. Manzano pone a 3. Guardiola pone a todos los mejores juntos. ¿Si Manzano hubiera puesto a Diego, Reyes, Falcao, Adrián y Pizzi hubiera empatado a cero? Mou va ganando y saca a Coentrao y Altintorp. ¿De verdad dudan de que el Madrid va perdiendo aficionados?
Fabri no tiene a todos estos y aprovecha extremadamente bien lo poco, (lo mucho, estamos en primera, quién lo diría hace tres años), que tiene y saca a Rico y a Mollo. El partido se hace muy cuesta arriba, Adrián está a punto de liarla pero se acaba y el Atleti no marca. Dice el Sr. Manzano que no contaba con este resultado, debería de haber pensado que es muy difícil ganar si no lo intentas.

Salgo del partido. Un punto. Hace frío. Cuando llegue el invierno habrá que forrarse. Unos hombres gritan a un coche.

Ayer fui a Granada y había un coche blanco volcado en la carretera. El maletero se había abierto y en el asfalto habia una bolsa de manzanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada