viernes, 28 de octubre de 2011

Un año en primera. Granada 0 - Barcelona 1


Cateto:
DRAE: Lugareño, palurdo.
María Moliner: Paleto (hombre ignorante y tosco por ser campesino, o de manera que hace que lo parezca)

El partido comienza unos días antes, hay que sacar un suplemento porque viene el Barca y es día del club. Bien, no es demasiado caro, 35 euros, vienen Messi e Iniesta. Hasta aquí lo razonable, lo que no es normal es que no haya ninguna web, ningún convenio con los bancos que patrocinan al equipo para sacar las entradas. Colas enormes cada día, una ventana para 18000 socios. Al final, el sábado temprano, logro sacarlas, una hora de cola viendo como un par de tíos se cuelgan de las torres para cambiar algún foco.

Quique Pina ha venido a llevarse la pasta. Es lo primero que oigo al llegar al campo. Todo el mundo parece de acuerdo en Granada: el Sr. Pina ha venido a ganar dinero. Claro. Y yo, tengo una tienda y quiero vender y ganar dinero, tengo hipoteca, hijos, perros, esas cosas, ya sabéis. Cuando pasen dos años hundirá el equipo y se irá con el dinero. Vamos a ver: si ha venido a ganar dinero y ha formado una empresa, el susodicho equipo, no creo que tenga mucho interés en hundirlo, supongo que preferirá usarlo para ganar dinero, derechos de televisión, jugadores, entradas, etc... No, no creo que el Sr. Pina quiera hundir su empresa.

Hay nubes pero no va a llover. El estadio parece más bonito que nunca.Viene el Barca, hace 35 años que no juega en los Cármenes. No sale el mago Iniesta pero sí Xavi, Messi, Cesc...


Veo en twitter antes del partido que irán todos los catetos al campo. Luego oigo que son unos catetos los que han ido al hotel del Barcelona. En la radio, comentarios sobre que con la buena imagen se desciende, que cómo estamos contentos si hemos perdido y vamos a estar últimos. No, no creo que sean unos catetos los que fueron a ver al Barca, no creo que sean unos catetos los niños que quieren ver a los campeones del mundo de cerca y se acercan al hotel. Hay un miedo a disfrutar, una vergüenza de la alegría en esos comentarios despectivos que no me gusta nada.  No entiendo a los que dicen con superioridad que ellos seguían al Granada en tercera: bien, tío, me parece estupendo, yo pienso disfrutar de esta suerte que tenemos este año. No voy a sufrir más allá de lo razonable. Viviré con alegría y los ojos bien abiertos estos 18 partidos en el campo, el resto por la tv. Ojalá nos salvemos. Igual también soy socio el año que viene en segunda o en primera.

El Barca empieza a tocar y tocar. Fabri ha cambiado el sistema, juega con 4 en el centro y Abel de media punta, más parecido a como jugaba el año pasado. Prefiero el sistema de siempre pero entiendo que intenta cerrar las bandas. El Barca juega lento hasta arriba, no están demasiado finos. Xavi en el campo es absolutamente increible. Maneja de tal manera la situación que juega parado casi todo el tiempo,los rivales no le entran, le dan un metro y él parece un niño en su recreo, mirando y buscando, tan tranquilo, casi quieto.

Siempre relacioné a Fernando Redondo con la jerarquía, el saber manejar los partidos, la capacidad de jugarlos a su antojo. Busquets es algo así, en el campo cierra huecos y arranca con fuerza, la mayoría de las veces los demás juegan a dos toques y él, a uno.

Treinta y cinco años sin que venga el Barcelona y viene y nos toca un árbitro tonto. Un zoquete. Malaga - Madrid, dos semifaltas en las áreas al principio del partido. Mateu Lahoz no pita ninguna, todos piden los penaltis durante veinte segundos y siguen. El partido apenas tiene interrupciones. El Sr. Muñiz le sacó al Granada siete amarillas y dos rojas. Si nos hubiera tocado Mateu probablemente no nos hubiéramos enterado de que había un árbitro. Le destrozó el partido a una ciudad que llevaba décadas esperando. No había mala intención, era así de inútil.

El Granada juega con casi todos los de segunda, hacen un gran esfuerzo, están muy ordenados y, a pesar del surrealista arbitraje, mantienen con dignidad al equipo. Es evidente que se echa de menos a Yebda y a Martins. El centro del campo es demasiado poco para el Barca. Sr. Fabri, con todos los respetos, ¿y si ponemos a Diakhaté de mediocentro con Fran Rico? Diakhaté tiene fuerza y toque y se complementaría bien con Fran. Mantendríamos la defensa del año pasado y ganaríamos en el medio.

Este fin de semana, el Sevilla, luego empieza lo realmente importante, Racing y Mallorca. Esperemos que estén los lesionados bien.

Han pasado ya por aquí Osasuna y Barcelona, probablemente los dos equipos que peor me caen de toda la Primera División. En ningún momento he sentido la más mínima aversión: mi diálogo conmigo mismo como ciudadano y aficionado, me ha llevado a querer ganarles y a no perder un segundo en malquererlos. Ovaciono a Iniesta cuando sale y me parece absolutamente normal. No entiendo a los que insultan a Xavi en los córners, no comprendo como pueden odiar a un tipo como Xavi.  Al final, gritos contra Cataluña, no hay diferencia entre los que chillan en el campo y Durán i Lleida o Ana Mato. Son lo mismo.

lunes, 17 de octubre de 2011

Un año en primera: Granada 1 - Atlético de Madrid 1

Una furgoneta le pita a un mercedes y se pega a pocos centímetros de su parte trasera. Toman la siguiente rotonda a toda velocidad insultándose en paralelo. Sra. Furgoneta, Sra. Mercedes relajense, viene el Atleti, estamos en primera, faltan cuarenta y tantos minutos y hay que dedicarse a disfrutar.

Falcao calienta haciendo un ejercicio en el que recibe en la frontal, se gira rapidísimo y dispara a meta. Un espectáculo. Menos mal que no volvió a aparecer en toda la noche.El Atleti es como un grande en exigencia, en lo malo, para los jugadores. No es lo mismo el Oporto que el Atlético. En el partido tiene jetlag, Higuaín y Messi no.

Más gente que ningún día, el campo está casi lleno, hay huecos en las esquinas de tribuna: 90 euros. Viene gente a nuestra grada con entradas de taquilla, mal diseñadas, mal explicadas, sus asientos estaban en la esquina opuesta.

Fabri y Manzano plantean el partido de forma parecida, Fabri más valiente. Tres en el centro y tres arriba, pero el Granada tiene extremos y el Atleti no. Sorprende la alineación de Manzano, si necesita tres medios defensivos para controlar al Granada contra el Barça es lógico que lo toreen. Siqueira llega a los últimos treinta metros, acelera y saca una rosca perfecta, Uche al palo. Benítez tiene otra sólo frente a Courtois. El Granada juega con la idea de Mourinho, robar y volar hacia la meta contraria. Si se adapta Uche a la banda derecha, puede funcionar. Una lástima que nos cueste tanto marcar, Geijo tiene gol y el gol es como el ketchup, sale a borbotones, (eso es lo que le explico Van Nilstelrooy a Higuaín cuando éste andaba meditabundo porque no marcaba). Fran Rico mejora en cada partido y aporta orden y calidad, un Xavi Alonso para pobres. Al equipo le costará más en esta primera vuelta, hay calidad pero no hay costumbre de jugar en primera. Cuando llega el minuto cincuenta y empieza a notarse el cansancio el campo se hace larguísimo, contra equipos con tanta calidad técnica las segundas partes van a ser eternas.

Mario Suarez es el clásico jugador que no aprecias en la tv., ocupa todo el centro, toca rápido y no pierde ni el balón ni la posición. Aún más sorprendente la necesidad de jugar con tres parecidos si tienes uno muy bueno.

Sale Adrián. Máximo goleador y mejor jugador del último europeo sub-21. El típico caso de jugador que estaría en un grande español si fuera belga o su agente fuera el sr. Mendes. Pronto estará en un grande inglés. Manzano quita a Falcao. Saca a Pizzi que también juega muy bien. La última tontería del madridismo oficial es decir que tenemos al mejor entrenador del mundo: ¿se habrán dado cuenta del porcentaje títulos/victorias que tiene Guardiola? Guardiola ha puesto a Thiago de mediocentro defensivo. Rijakaard ponía a Iniesta. Manzano pone a 3. Guardiola pone a todos los mejores juntos. ¿Si Manzano hubiera puesto a Diego, Reyes, Falcao, Adrián y Pizzi hubiera empatado a cero? Mou va ganando y saca a Coentrao y Altintorp. ¿De verdad dudan de que el Madrid va perdiendo aficionados?
Fabri no tiene a todos estos y aprovecha extremadamente bien lo poco, (lo mucho, estamos en primera, quién lo diría hace tres años), que tiene y saca a Rico y a Mollo. El partido se hace muy cuesta arriba, Adrián está a punto de liarla pero se acaba y el Atleti no marca. Dice el Sr. Manzano que no contaba con este resultado, debería de haber pensado que es muy difícil ganar si no lo intentas.

Salgo del partido. Un punto. Hace frío. Cuando llegue el invierno habrá que forrarse. Unos hombres gritan a un coche.

Ayer fui a Granada y había un coche blanco volcado en la carretera. El maletero se había abierto y en el asfalto habia una bolsa de manzanas.

domingo, 9 de octubre de 2011

Rosa Ribas - Con anuncio

Andaba cerca del final de esta historia, cada vez mas contento con su lectura, cuando un jodido pensamiento  me la ha fastidiado: en estas novelas que han surgido con el éxito de la novela negra el policía es el mejor amigo del hombre. 

Rosa Ribas escribe sobre una poli alemana hija de madre española, unos publicistas estupendos y un marido un poco excéntrico del que nunca sabemos realmente que pretende ni porqué hizo lo que hizo. Weber-Tejedor trae a la memoria a Petra Delicado, gracias a dios sin la sombra funesta de Ana Belén, pero Ribas escribe unos diálogos más que decentes, no como la Sra. Giménez. Ambas coinciden en estar permanentemente cabreadas o jodidas, ambas pretenden ser duras a base de ser bastante estúpidas como esas mujeres que alardean de conducir como un tío y eso significa que conducen como tantos imbéciles.  

La novela empieza sosa y limpita, crece un tanto aburrida y al final mejora hasta que se acerca a la página 400 y como tiene que acabar pues se acaba. Hace poco leí “Un territorio oscuro” de Val Mc Dermid que es impresionante hasta las cincuenta páginas finales en las que la autora enloquece y convierte un relato clásico de novela negra con componentes sociales, personajes cuidados, crítica social e histórica y todo lo demás en un sucedáneo de los peores best seller. Ribas nos lleva tranquilamente por Franckfort, nos va contando poco a poco como transcurre la investigación hasta que se acerca a la página cuatrocientos y la resuelve en un pispás. ¿Ese era? ¿Y por qué era ese?

Policía hija de emigrantes, publicistas gays, grupos de extrema derecha, prostitución y trata de blancas, proxenetas asesinos con perros españoles, madre gallega, marido que se va de viaje por Australia y vuelve y no lo explica, amante jovenzuelo. Todo esto y la sra. Ribas nos lo cuenta de una forma pulcra y ordenada. Sin mancharse las manos. El sr. Lector con la desagradable sensación de oportunidad perdida. Mr. Torres marca un gol cada 190 minutos jugados con España. 

Tal vez seamos los lectores los que tenemos las manos desmasiado limpias. Tal vez ya no quiera enfrentarme con textos más duros y reales. Los sofás blanditos, las letras grandes y la vida poco a poco. El policía es el mejor amigo del hombre. 

Perdón, ¿qué he dicho? Tonterías, seguiré con Dr. Zhivago.

Una reseña del maestro Paco Camarasa:
- reseña -

Un territorio oscuro:
- reseña -