martes, 27 de septiembre de 2011

Un año en primera: Granada 1 - Osasuna 1


La ley del Talión, que tan burra nos parece ahora, se estableció como limite: si te cortan un brazo, córtale tú otro, no lo despedaces entero. Algo así ha pasado con la liga española: nos dicen liga bipolar como si fuera un desastre y debería de ser un objetivo: visto lo bien que lo hacen unos, (Cesc) y lo mal que lo hacen los otros, (Coentrao, los míos), si la liga llega viva a diciembre será un milagro.

Sales contento del fútbol, pase lo que pase, incluso cuando pasa poco como este domingo, tiene interés. Hay belleza, intensidad, colorido, emoción. Un gozo. Sales, y se forma una pelotera de gente porque se ha ocupado la acera con una fila de motos. El atasco no es demasiado doloroso pero llegas a la A44 y empieza el infierno: frenazos, acelerones, gente conduciendo claramente borracha, un peligro. El cruce de la A44 con la Avenida de Andalucía se convierte en un estúpido caos porque todo el mundo se cree muy listo e intenta saltarse la cola. Nunca he visto a un policía o similar ahí. Es más peligroso pegar un frenazo y pasar de 100 a 20 para colarse que ir a 120. Adivinad porqué multan. Lo sorprendente es que a los imbéciles que se cuelan nadie les pita, nadie los insulta. Estamos acostumbrándonos a la mala educación, a la grosería, a la violenta insolidaridad de los mierdas que creen que conducir bien es llegar medio segundo antes. Nos quejamos contínuamente de los políticos, la crisis, el precio de casi todo, la policía, los... los que se cuelan en la autovía y ponen en peligro a los demás somos nosotros.

Llego a casa y en el Telediario, (nombran Granada, ¡bien!), dicen que hay escándalo en los Cármenes. Pienso en la permisividad, en el criterio, de permitir el juego fuerte. En la mano que pareció haber al final del partido en el área del Osasuna. Bah, tampoco ha sido para tanto, ¿escándalo?, tal vez se referirá, ¿a qué? ¿al gol que le anularon por fuera de juego al Osasuna en el último minuto? Cómo somos los hinchas, no se me había pasado por la cabeza. En el campo, me limité a alegrarme.

Fabri es un gran tipo. Sale con un 4-3-3, juega siempre a lo mismo, (esté o no Geijo, que es para quien juega) y dice cosas como que es un milagro que le ganáramos al Villareal. Nos va a salvar. Debo de ser el único granadino que lo apoya. Peor es Mou y está en el Madrid.

Tiene que ser jodido estar en el Castilla y venirte al Granada. ¿Cómo te lo tomas? Estás en Harvard y quieren que seas director de una sucursal en la Alpujarra. ¿Piensas que vas a vivir en un sitio magnífico o te lamentas de que no has llegado dónde querías? Tienes 24 años, eres un chaval, te vas del Real Madrid. Has estado en lo más alto: la camiseta que llevabas al cole, Casillas, Redondo, ¿Zidane?. ¿Piensas sólo en volver? Me encantaría que Fran Rico triunfara en el Granada. Contra Osasuna lo vi tímido, falto de rodaje y sin envergadura para jugar en primera. Sólo el gol. Me gustó Yebda mucho más. En los periódicos y foros todo el mundo coincide en decir justo lo contrario. No criticaré a los coches que vienen en sentido contrario si son tantos.

El Osasuna domina todo el partido y nos escapamos al final con un punto, ahora vienen Atlético, ¡a las diez de la noche!, Valencia y Barca, sólo hay posibilidades de puntuar contra el Sporting. En primera, equipos como Osasuna saben a qué se juega, el Granada parece mucho rato un equipo inferior, sin oficio, como no hay intensidad, parece una eliminatoria temprana de Copa. El público enmudece con el gol de Osasuna. Nadie tiene fe. Fabri sí. Saca un extremo, quita un mediocentro y pone a Geijo. Dani Benítez de lateral izquierdo. Otro cambio al descanso, más ofensivo aún. Y Dani se lesiona. No hay esperanza alguna. Perdiendo, con diez y sin Siqueira, Martins ni Dani. Fran Rico pilla un balón suelto y empata. Dani sale del vesturio renqueante un poco después y ayuda. Todos nos animamos, ¿qué pensará Fabri?

Hace mucho calor al llegar. En el segundo tiempo el Sol cae tan rápido que parece esconderse detrás de la tribuna, los focos se encienden y hay un rato en el que se disputan el dominio de la luz. Se va otro año. Empieza el otoño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario