lunes, 30 de mayo de 2011

Final de la Copa de Europa: Barcelona 3 - Manchester 1

S., ¿Con quien vamos esta noche? - S. no me hace caso. Al rato. - ¿Quién juega?

Y claro, íba con el Barca. Iniesta, Xavi, Piqué, Puyol, Busquets, Messi, Villa. El mayor problema que tenemos los madridistas razonables, FP y Mou aparte, es que nos caen mejor Iniesta y Xavi que Cristiano. Y eso es un problema gordo. Decía ayer Diego Latorre en twitter, (el pelo largo, la camiseta blanca del Tenerife, el balón que venía de Redondo y siempre iba pegadito al pie), que el Barca te hacía dudar del cariño hacia tu propio equipo.

S., ¿sabes?, está bien que el Madrid no juegue la final, así la puedo ver tranquilo, sin sufrir. Y S. dijo que el que no se consuela es porque no quiere.

El Manchester salió como lo que es: el segundo mejor equipo de Europa. Fuerte, rápido, jugando a toda pastilla y aguantó diez minutos. Llegaron Xavi e Iniesta y agarraron la pelota y se acabó la final. Duró un ratito. Sólo quedaba ver cuantos goles caerían o si se producía uno de esos desastres o milagros que a veces, pocas veces, suceden. Hoy he leído que Fergusson no pudo hacer nada porque salió a jugar de tú a tú. Que debería de haberse resguardado más, que Fletcher, que debería... Nada. «Es el mayor baño que nos han dado nunca» El entrenador del Manchester salió a ganar, con un gran equipo, jugando con toda la intensidad, fuerza y honestidad. Si el otro equipo gana porque es mejor, se le felicita. El Manchester se va de Wenbley con un diez en todo. Sin copa porque a estos no hay quien les gane, pero con su imagen y su honor intactos. Ya me gustaría a mi que mi equipo fuera así.

El Barca juega lento, lento y de repente, están en tu área y los que iban lento acaban de tirar a meta. Hubo una jugada, cuando mejor jugaba el Manchester, que define a este equipo: recuperan el balón muy rápido, empiezan a combinar con la tranquilidad del que lo hace en el patio de su colegio, el ritmo se hace super lento, un poco hacia adelante, un poquito hacia atrás, los jugadores ingleses se miran y piensan que así no se juega a esto. A alguno le faltó pedir más seriedad. Y, de golpe, el siguiente pase horizontal es vertical, alguien da un taconazo y el tiro sale junto al palo.

Y el mejor volvió a ser Iniesta. Vale que le dieron el premio a Messi, que hizo un partido impresionante, pero me gustó más Iniesta. Recogía el balón en el sitio del diez, su sitio, y encaraba a todos, combinaba, asistía. Un espectáculo. La parte prosaica la pusieron los tres de arriba pero la idea la puso Andrés Iniesta. Lástima que no entrara la vaselina que intentó al final. Este año, si todo va normal, otra vez podio blaugrana en el balón de oro. Zidanes y Pavones, pero todos de casa.

La prensa inglesa, peor que la española: dicen que Rooney sería suplente en el Barca. Creo que Pep le haría un sitio. Seguro.

Dice Artur Más que han dado una gran muestra de señorío, ¡ay, señorío!, y no sé qué más. Un rato antes había visto un video en el que la policía que está a las ordenes de este tipo le daba una violenta paliza a unos manifestantes que están quietos, que no atacan, que no pueden defenderse. Artur, qué gran momento para estar callado.

Laporta, como todos sabemos, era un sinvergüenza, borracho, independentista y despilfarrador. Tuvo tantos entrenadores como Copas de Europa. En ocho años. Ninguno le salió anticuado. Ningunda disfunción. Calderón era un ladrón, un mentiroso y no sé qué más. Ganó dos ligas al Barca de Messi, Deco, Iniesta y Xavi. FP es un prohombre. Sólo cambia de entrenador una o dos veces al año. Y una vez, hace más de mil años, ganó la Copa de Europa con los restos de la estructura que le dejó Lorenzo Sanz, que era un chalado y un incompetente que bailaba la Macarena. Por supuesto, liquidó con saña esa estructura, estaba anticuada, que acababa de ganar, entre otras cosas, tres Copas de Europa. Os doy una primicia mundial: FP es culé. No hay otra explicación posible.

jueves, 26 de mayo de 2011

J. M. Guelbenzu: El hermano pequeño.

Había algo decadente en las últimas novelas de Guelbenzu, la serie de Mariana de Marco habían entrado en una fase en la que todavía no estaba consolidada como una serie larga, tipo Brunetti, que aunque ha perdido buena parte del interés la sigo leyendo porque el personaje es ya parte de mi vida, y tampoco tenía la intensidad ni la calidad de las primeras. Con esta novela, se acabaron las dudas: Mariana de Marco es un gran personaje y esta serie tendrá, esperemos una larga y provechosa vida. Diez novelas según el propio autor, como homenaje a los suecos: "Me gustaría llegar a ese número como una especie de homenaje a las series que escribieron los autores Per Wählo y Maj Sjowall en los años cincuenta. Los considero los creadores de la novela policiaca europea actual", (de la entrevista en El País).


En "El hermano pequeño" se juntan un gran escritor, una protagonista viva y que da mucho juego contra un malo muy malo y que está a su altura y logran una novela redonda. Una novela, por cierto, con un cierto aire a Larsson. El ritmo es más rápido que en anteriores entregas y la intriga es mucho mayor; la novela se lee en un pispás y te quedas con notables ganas de unas 200 páginas más. Por lo menos. Pero claro, Guelbenzu no nos cuenta como son los muebles del Ikea. Me parece estupendo que el escritor español de novela negra menos de género y más literario logre conquistar con tanta finura a esas dos fantásticas señoras: la intriga y la velocidad.


Hay algo que no me deja de sorprender: una novela negra escrita en 2010 y no hay una sóla mención a la crisis. El año pasado destacó porque llovía y llovía y llovía y porque había, ¡hay!, una crisis de narices. En la novela llueve sin parar y el agobio de muchas de las situaciones se completa con el clima gris, triste y lluvioso. Pero no hay ningún parado, ninguna quiebra, níngun traje comisionista, nada que huela a crisis. Sin embargo algunos de los personajes nos muestran como es el ambiente social y, sobre todo, moral que nos ha llevado a este desastre. Ricos muy ricos que no dan explicaciones de casi nada. Jueces muy jueces que dan explicaciones a los ricos por casi todo. Pobres y no tan pobres que aceptan sin pestañear la mierda que les echan encima sus amos. Policías que no quieren escándalos y, también, se dejan aconsejar por los poderosos. Y como siempre gente valiente que no deja que los malos se salgan con la suya. Como nuestra jueza. Qué faltan nos hacen.

Guelbenzu en Todolomaloseaesto.com.

domingo, 22 de mayo de 2011

Yet Another Text About #15M / #22M

Ilusión. He pasado de no ver ningún telediario en dos años a tragarme hoy uno enterito en el que han puesto imágenes de como votaban todos los políticos del mundo. La política ha llegado a las calles y a las gentes, entras en facebook y no existe otro tema, en twitter casi no se habla de fútbol. Todo el mundo, casi todo el mundo, sabe que algo está cambiando. La sensación de podredumbre, de desastre, ha desaparecido y parece que hay esperanza, es posible que las cosas cambien y no sólo empeoren.

Respeto. Hay elecciones hoy. No suelo votar y hoy sí he votado. Tal vez en este momento sea más importante que nunca la deportividad y el respeto. Gane quien gane hay que aceptar los resultados. Totalmente, gusten poco o nada. Todos tienen su razón y hay que conquistar razones y votos desde el convencimiento y la tolerancia. Esta democracia no es perfecta pero se vota con notable libertad y eso es sagrado. Esperemos que en los hoteles, los salones y las plazas se esté a la altura.

Todos. Ha protestado una gran parte de la sociedad, una parte enorme está de acuerdo con los principios básicos de las protestas: más democracia y mejor reparto de la riqueza. El #15M es una protesta política y apartidista, hay gente de todos los partidos y de todas las condiciones aunque en las calles haya más jóvenes. Esas dos peticiones son las básicas de la izquierda históricamente pero ahora las ha asumido como propias una gran parte del país ante la certeza de la llegada de una nueva edad media en la que unos pocos señores quieren que perdamos siglos de avances políticos y sociales.

Políticos. Hemos pensado que los políticos eran unos corruptos y unos sinverguenzas. Los hemos sufrido, insultado, denigrado y votado. Hay que echar a los ladrones del templo porque seguimos necesitando partidos y políticos. Ojalá de este movimiento salga una mayor participación en estos o en otros partidos. Ojalá salgan reformas que promuevan la participación y castiguen a los corruptos. No dejemos que en los partidos políticos sólo haya profesionales que nos piden el voto cada cuatro años. Hace falta que en cada ciudad, en cada institución haya una representación de lo mejor de cada casa. Ser el alcalde de una ciudad como Granada debería de ser un gran honor por el que compitieran candidatos con un enorme prestigio moral e intelectual.

Militantes. Estoy convencido de que una gran parte de los militantes de los dos grandes partidos, de los tres si incluimos a IU, son gente honrada y preocupada por el bien común que busca lo mejor para la sociedad. Ellos deben de ser los primeros en cambiar: exigiendo primarias y listas abiertas, echando de las listas y de los partidos a los corruptos, exigiendo que se cumplan los programas que ellos mismos aprueban. En resumen, teniendo limpita su propia casa antes de pedir cuentas fuera.

Mañana. ¿Servirá de algo todo esto? Sí. Seguro. Puede que no cambien muchas leyes, que ganen unos u otros o los mismos. Pero ahora saben que la paciencia de la gente no es infinita. No se puede concentrar la riqueza en unas sólas manos e intentar que un mundo de esclavos pobres vivan al lado y no protesten. Necesitamos nuevos políticos y nuevas formas de hacer política. Los partidos deberían de darse cuenta de que sus clientes, sus jefes, queremos otra cosa. No puede ser que haya unas protestas la semana previa a las elecciones y nadie sepa a quien votar. No puede ser que no tengamos ningún partido que apoye de forma clara algo tan simple como una reforma del sistema electoral, un control del sistema bancario y unas cuantas demandas más que deberían de ser principios básicos de cualquier civilización.


Ciudadanos. No basta con la crítica. Hace falta que nos demos cuenta de que nos hemos equivocado, hemos dejado que nos impongan, y hemos aceptado sin pestañear, un sistema falso y mentiroso que nos está destruyendo. Hay que ser conscientes y críticos sobre todo con nuestras propias actuaciones. Tenemos que exigirnos el mismo comportamiento ético que le exigimos a nuestros políticos. Somos ciudadanos de pleno derecho todo el tiempo, no sólo en las elecciones y en las manifestaciones. Hay leyes, redes sociales, medios de comunicación y elecciones a nuestro servicio, usémoslas.

miércoles, 18 de mayo de 2011

Abraham Boca. Comer, charlar y vivir.

Me cae bien Abraham García. Me encanta el programa de Radio 1, ("Comer y Cantar"), me duermo multitud de noches oyéndolo, llego tan cansado que no suelo aguantar más allá de la presentación, tal vez el principio de la receta, (la suficiente escalonia, agua mineral...) A veces un sólo programa me ha servido para conciliar el sueño durante una semana, me aleja también, ya me alejé yo de Botín, Zapatero y Rajoy, de Mou, FP, De la Morena y demás.

Puede que tenga prejuicios contra El Mundo, puede que menosprecie un poco los chats con internautas, (la mayoría son insufribles) y puede que sea un librero anticuado que piensa que un libro es una cosa seria. Puede. Pero puede que haya algo obsceno en reclamar la autenticidad en la cocina constantemente y "escribir" un libro copipegando trozos de un chat semanal. Cuando compras un libro de un cocinero, más bien descerebradamente,  -quiero un libro de Abraham García, el que sea más fácil de conseguir, Daivid- y ves que ha resumido unos chats semanales... Tío, he pagado 20 euros por tu libro. Te lo podías haber currado un poco más.

Tengo prejuicios contra el Mundo. No lo leo nunca,  bueno, alguna vez algún artículo que alguien enlaza, alguna vez los artículos de Lorenzo Silva. Creo que nunca lo he comprado ni lo compraré. Ni en la playa. Prefiero el País, el ABC. Sostres y Pedro J. Uf. En este libro hay un poco, muy poco gracias a dios, de ese estilo: un poco machista, desacomplajado, en el sentido en que muchos burros se sienten orgullosos de sus desgracias, ese estilo que denigra personas y no evalúa hechos. Que inventa conspiraciones y obvia realidades y sentencias. Pero evidentemente, el sr. García no es sólo eso, es, sobre todo, una búsqueda constante de un lenguaje rico, amplísimo y culto, una búsqueda de cada palabra para lograr, con una extraña simpatía, que ninguna frase parezca sencilla. Y sobre todo, un conocimiento espectacular de la cocina española que además sabe transmitir y un cariño por la mesa y alrededores que se contagia.

El chat, el libro, se lee razonablemente rápido y muchas partes tienen notable interés, no sólo para los gastrónomos, que también. Algunas anécdotas son muy interesantes aunque los comentarios sean extremadamente antiguos: de hace 6 años. Pensándolo bien, tal vez el antiguo sea yo que me pongo a escribir en este solitario blog de un libro de hace miles, seis, de años.

Al final trae un índice de recetas y productos que mitiga el cabreo del principio, gracias a este índice es fácil usarlo como libro de recetas que al fin y al cabo es más interesante: no hay nada mejor que hacerse un libro de cocina, poco a poco y con estupendos ingredientes. Y el mejor aceite de oliva.

Abraham, si me leyeras, prueba a echarle un poquito de nata a tu receta del yogur, mézclalo, si tienes, con fresas ecológicas recién cogidas. Y, es cierto, es mejor dejar el horno encendido, a 42 grados apenas si gasta.

Por cierto, ya puestos, el potaje de acelgas que nos copipegaste es fantástico. Un gran aprovechamiento para las acelgas de mi huerto ahora que mis queridas babosas me han dejado alguna.

Un chat. 20 euros. Joder.

miércoles, 4 de mayo de 2011

4 Clásicos. Capítulo 4. Barcelona 1 - Real Madrid 1.

Todo acabó y fue mucho peor de lo que esperábamos.

Si analizamos la serie desde un punto de vista madridista y fijándonos sólo en el resultado, que es lo que le gustaría a Mou, el final es excelente. Ya se han encargado de decirlo para justificar toda esta basura: sólo nos han ganado una vez, contra diez y les hemos ganado la Copa. Claro. Y mi abuela y la de Mou toman copas en Marte. La sensación que nos deja esta serie de partidos es desoladora: todo lo bueno que tiene el fútbol español, que es muchísimo, dilapidado en 18 funestos días. Hemos visto agresiones, fingimientos, declaraciones absurdas, falsas y poco inteligentes, lloriqueos varios, errores arbitrales normales y alguno sangrante. Un desastre. En fin, voy a recordar alguna gran jugada. En fin. Bueno, Messi al final del partido del Bernabeu, el pase de Iniesta a Pedro... No, no hay mucho que recordar. ¿Ha jugado Ozil? ¿Iniesta? Qué desastre.

Antes de los partidos pensaba que el Barça nos iba a ganar los cuatro partidos, nunca pensé que mi equipo me iba a dar vergüenza. Ni que el Barça me iba a caer tan mal.

Indiscutiblemente el peor de todos ha sido Mou. Un crack. Un terrible crack. Nunca ha creído en su equipo. Me temo que no se da cuenta de dónde está. Los García salían a ganar en el Bernabeu. El Madrid es el Madrid. Raúl va perdiendo 4 – 1 en Manchester y corre a sacar un córner. Se lucha. Siempre. Hasta el final. Y en el Bernabeu salimos a ganar. No, Mou, lo del señorío no es un mito. Es un estilo. Lo que tú no tienes. Un cero a cero en casa es un desastre, no una oportunidad. Jugar atrás en el Bernabeu una semifinal de la Copa de Europa es un insulto a tu afición. Hablar de un partido con el Chelsea después es aún peor. Estás en el Madrid. No existen los demás equipos. Por cierto, te ficharon porque eras el mejor del mundo. ¿Y Guardiola que ha jugado al gato y el ratón contigo toda la serie excepto la final de Copa? Has tenido la iniciativa cuarenta y cinco minutos en cuatro partidos. Repito: con el Madrid.

El Madrid sólo ha jugado un rato como debiera en toda la serie: el cuarto partido cuando ya no había nada que hacer. Mou ha prescindido inexplicablemente de Benzema, el mejor delantero del Madrid ahora mismo e incomparablemente mejor que Adebayor. Ozil ha salido hundido por su entrenador que no le ha dado ni confianza ni galones en toda la serie. Ronaldo viene del Manchester como Beckham pero Beckham siempre sabía hasta dónde llegaba futbolísticamente, siempre era solidario, valiente y listo en el campo. Ronaldo, no. Si sigue pretendiendo compararse con Messi va a acabar loco y tonto. Tiene gente adulta supuestamente preparada alrededor, una vida impresionante y juega en el Madrid. Que disfrute, joder. Mou ha logrado desquiciar hasta a Casillas que ayer enturbió su magnífica imagen. Iker, los árbitros no existen.

La impresión es que se ha perdido un año. Si el apoyo que ha recibido este hombre se lo hubieran dado a Pellegrini, ahora estaríamos mucho más cerca y más orgullosos de nuestro equipo. Por cierto, algo hay seguro, Mou no logrará los puntos en Liga de Pellegrini. Hay algo de misterioso en FP: ¿cómo se puede pasar de Del Bosque y Zidanes y Pavones a Adebayor y Mou? Recuerdo que en sus primeros años obligaba a pasar a los jugadores cerca del público porque se debían a los aficionados. ¿Por qué, FP?

Probablemente si eres un bocazas y un chulo insoportable cuando te puedan tratar mal te tratarán peor. Algo de eso tuvo el arbitro de ayer. Si te llaman ladrón y te insultan cada vez que te mencionan, tu subconsciente verá mejor que pites falta cuando un tío se cae encima de otro. Qué mas da si lo han empujado, me llamó ladrón. Supongo que Guardiola lamentará la jugada de Higuaín. Hubiera ganado igual y el Madrid no tendría excusa ninguna. El error fue tan grave e innecesario que mancha tontamente el baño que nos habían dado durante toda la eliminatoria. Con Zidanes y Pavones, por cierto. Y con lo más parecido a Del Bosque en el banco.

Siendo madridista quedarse en que el arbitro se ha equivocado, que se van a quedar ahí, sería un desastre: supondría aguantar a Mou otro año. ¿Merecería la pena aunque hubiéramos ganado la Copa de Europa? No.

Esta mañana un camarero engominado y chulesco me ha puesto el cafe, (con un poco de fría, por favor), hirviendo y se ha olvidado de mi tostada. No me ha pedido disculpas pero ha culpado al cocinero. Bromeaba sobre que no iba a servir a los del Barça mientras hacía mal su trabajo. Me ha parecido un triste símbolo.

Ayer leí que sonaba Bielsa. En el fútbol y en la vida siempre hay esperanza. ¿Bielsa? Joder.