viernes, 11 de junio de 2010

Mundial 2010. Un día más sin fútbol.

Hoy ha sido un día más sin fútbol. Sólo quedan horas. Ya no valen amistosos, finales Acb, carreras de dopados por Francia. Sólo queda esperar. Unas horas. Mañana empieza la gran fiesta.

Para jodernos han dicho en el telediario que la mitad de la población sudafricana es pobre. Viven con un euro y medio al día y sus dirigentes no tienen otra cosa de la que preocuparse que de organizar un mundial de fútbol. Seguramente dirán que crean empleos y que bla, bla, bla. El mismo rollo de siempre. Medio país pasando hambre y organizan un mundial. Afortunadamente a España no le dieron las dichosas Olimpiadas y no creo que le den el mundial del 18. Pongámonos nuestra pinza en la nariz de la manera que menos moleste y dediquémonos a disfrutar: qué sentido tiene el opio.

España ganó por seis a Polonia. Parece fácil pero nunca lo habíamos hecho. Iniesta jugó sólo treinta minutos y cuando se llevó la mano al muslo me acordé de todas las derrotas que he sufrido como aficionado. Recordé cuando Josico lesionó a Redondo el domingo antes de la vuelta en Turín del año anterior a la séptima. Si pierdes a tu mejor jugador, poco tienes que hacer.

30 minutos a su mejor nivel. Junto a Silva y Xavi. El mejor del mundo. Por cierto, Florentino, ¿si el Barca ficha a Cesc y Villa como coño vas a ganarles? ¿Echando al entrenador? ¿Si Del Bosque gana el mundial es un técnico ganador? ¿Echarás a Mou antes de septiembre porque no ha ganado nada en el verano? No sólo España necesita unos dirigentes, una élite, nuevos, (también unos periodistas nuevos), el Madrid también los necesita, a los dirigentes y a los periodistas.

No está Guiza y probablemente sea un error. Con lo que ha llevado se supone que vamos a jugar siempre con un sólo delantero, tal vez, algún día con Villa por la izquierda. Con Luis jugamos realmente bien cuando salíamos con un medio centro defensivo y cuatro más uno por delante. Del Bosque ha metido a Xabi en esa línea de cuatro para hacerla un poco más fuerte. Creo que perdemos más de lo que ganamos. Tampoco está Senna; probablemente preferiría que mi equipo tuviera en la plantilla a Javi Martínez antes que al Senna del 2010, pero si se lesionaran todos y el jugador 23 tuviera que salir a defender un 1-0 en la final contra Brasil, preferiría que ese jugador 23 fuera Senna.

¿Y con quién voy? Chequia no va. Rusia, (por Tolstoi y Arshavin), tampoco. Dunga: imposible. Argentina tiene a Messi rodeado de Heinzes espirituales: descartada. ¿Costa de Marfil? ¿Holanda? ¿Francia sin Zidane, Benzema ni Nasri y con ese entrenador? ¿Inglaterra con Capello? Habrá que ir con los africanos, atención a Costa de Marfil con Zokora y Drogba. Y con Holanda.

Sudáfrica - México y Uruguay - Francia. Qué gran día.

Empieza el susto. Ya falta menos para el partido contra Italia del 3 de julio. La última vez, ganó Cesc.

Este blog, al contrario que Galeano, queda temporalmente abierto por fútbol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario