miércoles, 16 de junio de 2010

Mundial 2010. Día 5. Tiro libre.

El balón vuela y cuando empieza a bajar, Morris la tapona. Los arbitros no pueden ver el vídeo, ¿?, y la canasta no cuenta. Prórroga. En el último segundo San Emeterio entra a canasta, si lo dejan encestar habrá otra prórroga. Morris, otra vez, hace personal. Dos más uno. San Emeterio no deja que lo abracen. Queda un tiro. Si lo mete, campeones. Un tiro libre y una liga, un año entero.Me pareció que le salían ojeras en ese instante. Surcos negros en los ojos. Lo metió. Felicidades.

El comentarista checo parecía alterado por primera vez, jugaba Eslovaquia. Casi no lo he visto. Me despisto y acaba, además ha marcado Nueva Zelanda en el último instante.

Cristiano coje el balón, se revuelve y lanza un trallazo impresionante desde treinta metros. Minuto seis. Dio en el palo. Cristiano es el mejor jugador del mundo y la culpa de la crisis es de los parados, los jubilados y los funcionarios que por eso la tienen que pagar. Habrá un momento en que ya nadie se crea la realidad paralela que nos están montando.

Mi visión de Cristiano ha cambiado y ha mejorado desde que está en el Madrid. Evidentemente no está a la altura de los más grandes: Garrincha, Di Stéfano, Cruyff, Maradona y alguno más. Pero sí es un enorme delantero. Una mezcla de Stoichkov y Hugo Sánchez. Es listo, tiene un cañón en la derecha y es muy rápido, un gran delantero. Lo malo es que los periódicos nos cuentan una milonga falsa a diario. Este año, en el que el nivel de los periódicos ha tocado fondo y merodeado pozos ciegos, he visto titulares asombrosamente desmentidos por el propio periodista en el interior del artículo. Un gran fichaje, lo mejor: él sabe perfectamente hasta dónde llega.

Drogba no jugaba. Zokora, una de las sorpresas de la liga, de central. Tienen a Touré Yayá, pero si tienes un mediocentro como Zokora, ponlo en su sitio. El partido, un tostón. El árbitro ha subido el nivel de permisividad con la violencia bastante. Ayer vimos a Camonaresi, a toda Italia, jugar mucho más agresiva. Hoy Costa de Marfil ha subido el nivel. Malas noticias, nosotros queremos jugar al fútbol.

Camacho era un lateral técnicamente limitado que juntó a los mejores y sembró las bases de lo que construyó Luis. Hubo un España 9 - Austria 0 que es una de las mayores demostraciones de fútbol que yo haya visto. Jugaban en el centro del campo Guardiola, Valerón y Fran. Dunga era un mediocentro defensivo y ha logrado que Brasil sea un tostón terrible. Ha dejado fuera a Diego y a Pato y juega con dos mediocentros defensivos, uno del Panathinaikos y otro que estaba hace dos años en el Almería. Kaka es el del Madrid, (Wenger, ¿no lo quieres cambiar por Cesc?, te incluimos a Gago, ¿no? Vaya). Corea parecía un buen equipo hasta que Maicon ha metido un golazo. ¿Robinho sigue pensando que puede ser el mejor del mundo? Y cuando ve a Iniesta, ¿qué piensa?

Vaya día de fútbol. Encima, mi tele se ha lesionado. Me preocupa mucho. Una raya azul ha aparecido a la altura del medio campo de la portería norte. Esperemos que una noche sin tensión sea suficiente.

Lo terrible es que estamos tan seguros de nuestro equipo que creo que el único grupo del que no me sé los equipos es el de España. Vicente, por favor, no hagas locuras y guarda como oro en paño a Iniesta. Mañana sería un buen día para que Navas la liara.

A las cuatro. Lo siento, Suiza, jugáis contra la campeona de Europa. Empieza el baile. Qué susto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada