viernes, 25 de junio de 2010

Mundial 2010. Día 14. Italia nunca muere.

Minuto 90, Quagliarella para un balón y lanza una vaselina a la escuadra. Italia nunca muere. Buffon salta enloquecido en el banquillo y no se sabe si anima, regaña o quiere matar a alguien. Cannavaro le explica algo a Chiellini. Pirlo mira al suelo.  El partido se acaba y los campeones se van para casa. Nada queda del equipo que ganó el mundial, del equipo que arrolló a Alemania en semifinales jugando al ataque. Viéndolos, queriendo que perdieran durante todo el partido, daba un punto de pena. Si lo piensas bien, si sólo piensas en fútbol, Italia no tiene ningún defensa en condiciones, en el centro del campo no le queda casi nada, Rossi y los restos de Pirlo y Gatusso, y los delanteros son de risa, el portero, que ya no es el mejor del mundo, se les ha lesionado. Bien, siguen dando miedo. Seguro que Holanda y Brasil están más tranquilas con Eslovaquia. Volverán, no tendrán equipo y ganarán. Por cierto, tenemos una Eurocopa más que ellos.

El día 3 ya no estarán los italianos, espero que nosotros sí.

Y Japón aprendió a jugar al fútbol. Le han ganado a Camerún y a Dinamarca. Honda ha hecho una de las jugadas del mundial y se ha tirado los últimos minutos del partido haciendo delicias técnicas; porque eran daneses, si llega a hacer eso contra Paraguay no sale vivo.

Japón o Paraguay en cuartos. Uruguay en semifinales. El mundial está raro, si ganamos mañana, el cruce de cuartos sería extremadamente asequible. Y en semis, Argentina. Uf. Miro y remiro los periódicos, nadie dice como vamos a jugar mañana. Los periodistas, ¿a qué se dedican? ¿Por qué no se sabe la alineación?

Mañana partidazo a las cuatro: el que pierda es nuestro rival en octavos. (Se supone que ganamos, ¿no?). DigiTv ya no se ve. Probaremos en www.futbolarg.com. Y luego, a sufrir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada