viernes, 11 de diciembre de 2009

Olympique de Marsella 1 - 3 Real Madrid ¿Recuerdas el gol de Rambert?

El Madrid empezó jugando con Lass y Xabi por el centro y al rato cambió a Lass y jugó Van de Vaart en el centro. Contra el Barca jugó con la defensa adelantada y presionando en el campo del rival. Nadie había logrado jugarle al Barca así en los dos años de Guardiola. El Chelsea estuvo a punto de ganarle, pero desde la defensa, sin atreverse a presionarles e ir a por ellos. Me gusta este Madrid: es un equipo valiente, rápido y, a veces, juega bien. Juega bien como el Madrid, otra cosa son España y el Barca, pero juega bien. Van der Vaart juega como si fuera capitán de Holanda. Marcelo es definitivamente un extremo. Lass es el Gatusso de Madrid y Alonso es, por fin empezamos a olvidar al Príncipe, un grandísimo mediocentro.

Pellegrini ha logrado que el Madrid parezca un equipo, un equipo con buenos resultados y ratos de gran juego. Un equipo trabajado para jugar al ataque y defender bien y con agresividad. Es decir, ha hecho un gran trabajo en el poco tiempo que lleva. Salvo el desastre copero, el balance es extremadamente positivo: estamos jugándonos la liga con el mejor Barca de la historia, que además es el mejor equipo del mundo ahora mismo y campeón de Europa, y primeros de grupo, en el grupo del Milán, en la Champions. Bueno, pues los periódicos no cesan de criticarlo con máxima dureza. Algunos con mala educación y demagogia barata. Sólo Segurola en Marca mantiene un cierto tono de objetividad. He leído críticas, sucesivamente, por poner a Raúl, por poner a Benzema, por quitar a Benzema, por no poner a Higuaín, por rotar, por no rotar, por no se qué con Raúl, con Guti, con no Guti, por poner a Higuaín. Impresionante. Mirad este enlace, es terrible en tono, forma y fondo. Desde luego el que se desacredita con una lectura seria es el periodista, pero me sigue pareciendo extraño. ¿Como ha logrado que lo odien así en sólo cuatro meses?

Nunca me ha gustado Cristiano. Si de mi hubiera dependido, no lo hubiera fichado. Con ese dinero hubiera traído a Cesc y a Silva. Y a Arshavin. Pero hay que reconocer que marca siempre. Tiene un cañón en la derecha. No hace tonterías, no se esconde y elige bien. Me extrañó la autoexpulsión contra el Almería. La imagen que tenemos de un jugador, por mucho que lo veamos cuando juega en Inglaterra o Italia, es diferente a la que tenemos cuando está aquí y lo ves cada partido. Lo reconozco: cada día me parece mejor compra. Con Beckham me pasó igual. No era una súper estrella futbolísticamente pero era un jugador que no costaba un duro, al revés: daba dinero, y nunca te fallaba.

Por cierto, Florentino, ¿viste al lateral izquierdo del Marsella? ¿Lo visteis?

El Barca ganó un partido tostón en Kiev. El Dinamo siguió defendiendo incluso cuando perdía y estaba eliminado. Un rondo en el segundo tiempo. El arbitro, un desalmado que sacaba tarjetas a los del Barca y no veía las patadas de los rusos, como el del España – Argentina.

España le dio un baño a Argentina. Qué bien suena decirlo así. Y les ganamos, por supuesto. En los últimos cuatro años le hemos ganado a todos los campeones del mundo, salvo Brasil, y no hemos perdido con ninguno. Me estoy empezando a agobiar con el Mundial. Qué susto. El capitán del Arsenal era suplente en España. En Argentina, era titular el suplente de Xabi. ¿Cuantos jugadores de Argentina serían titulares si formáramos una plantilla con los veintidós titulares? Sólo Messi. Claro que somos favoritos para el mundial.

Esta es la alineación de Brasil en uno de los últimos partidos: Júlio César; Maicon, Lúcio, Luisao y Marcelo; Gilberto Silva, Felipe Melo, Elano y Ronaldinho Gaúcho; Robinho y Luís Fabiano. Falta Kaká y Pato, que no lo ponen. Vale Maicon, ¿alguno más? ¿Kaká? Prefiero a Iniesta. ¿Ronaldinho? Luis Suárez también fue muy bueno.

Mañana Valencia – Madrid, no jugará Silva, lástima. Florentino, el año que viene Cesc y Silva. Los seguidores somos insaciables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario