domingo, 28 de diciembre de 2008

¡feliz navidad y próspero año nuevo!


Que seáis libres y felices.

Empezamos el año con dos buenas noticias: Bush dejará de ser presidente y antes, (o después como a mi), nos revisarán a la baja la hipoteca.

domingo, 21 de diciembre de 2008

Es la calidad, estúpido.

Partido de la semana: Real Madrid 1 – Valencia 0


Ramón Calderón va a fichar a ¡un mediocentro defensivo! ¡Dicen que es el nuevo Makelele! ¡Qué alegría!

Hubo una época en que los amigos bromeábamos diciendo que Mendoza siempre fichaba al hermano de Cafú pero nunca a Cafú. Calderón está llenando el vestuario del Bernabeú de eficientes oficinistas: no se van de juerga, luchan, sudan y son unos tipos estupendos. El ejemplo sumo es Gago: parece el hijo correctamente rebelde de Esperanza Aguirre. Lástima que sea un pésimo jugador de fútbol. Dijo Benito Floro que para qué iban a fichar a Diarrá si teníamos a Javi García y Sergio Ramos; ¡ay, Benito!, ahora añoramos a Diarrá. Me hubiera gustado que le dieran los cientos de partidos que lleva Gago no ya a De la Red, Granero, Mata, Soldado, Negredo, Jurado o Arbeloa sino a Javi García.

Emery sería un gran entrenador para el Madrid de Mijatovic-Calderón: otro oficinista más. El Valencia pone a 3 mediocentros defensivos y Silva y Vicente en el banquillo. Luego llega el Barca y te ningunea y hasta pierdes con el Madrid. Cuarto en la liga, qué gran temporada.


Dicen que el Madrid jugó así en el Nou Camp por las bajas. Es mentira: los lesionados no son mucho mejores que los que jugaron. (Salvo Robben y De la Red).

Salió Palanca y tomó más decisiones correctas que Drenthe en muchos partidos. Van der Vaart y Marcelo tampoco saldrán de noche. ¿Sabrán quienes son Mágico González y Djalminha?

Mendoza por lo menos tenía aspiraciones de grandeza, quería fichar a Cafú y no podía. Calderón tiene dinero y Villa y Silva le parecen caros, Diarra II, no. Y Van der Vaart, tampoco. Esperanza Aguirre va a prohibir a Guti y a Robben: demasiadas alegrías no son buenas. ¿Qué pasa en Madrid?

Dicen que el Madrid no tiene una idea, ¿cómo qué no?, ¿dónde jugaron Di Stéfano, Puskas, Velázquez, Michel, Redondo y Zidane? Esa es la idea, la calidad.

Propongamos un plan B: Calderón ¿quieres un mediocentro?, ficha a Xabi Alonso o a Cesc, mejor, a los dos. ¿Quieres un extremo?, bueno no lo quiere, pero si lo quisiera debería de haber fichado a Silva, ahora que ya no puede, que fiche a Arshavin. O a Quaresma. Calderón, no te preocupes de si van a hacer grupo o si salen de noche. Es la calidad, estúpido.

Una protesta: queremos fútbol en Navidad. Todos los días, dos partidos. Por lo menos. Propongo una competición nueva: la Champions Cup. La jugarían todos los campeones de Europa, son 20, y los 12 mejores equipos de Europa por coeficiente. A partido único por sorteo directo entre el 20 de diciembre y el 6 de enero. Todos los días gran fútbol. Enormes audiencias en Navidad y además, quitamos el peligro de que acabemos todos viendo sólo fútbol inglés y pongamos a los Iniestas del futuro a centrar desde el corner sin parar.

Por cierto, ojalá le toque el Manchester al Barcelona. Me encantaría que le dieran un baño al colorado escocés. Y que Cristiano le pida un autógrafo a Iniesta.

martes, 9 de diciembre de 2008

La crisis explicada clarito, clarito.


Carlos Hernández al fin tiene su tira diaria en la red. Un placer para los que somos lectores digitales de periódicos. Y sabemos que los humoristas son de los pocos que no mienten en la prensa.