lunes, 22 de septiembre de 2008

Champions. Septiembre, jornada 1

Martes.

Suena la música de la Champions y empieza la alegría. Ya no hay nada, ninguna competición, comparable a esta. Ganar la Champions es la gesta absoluta. Nada se parece.

Empiezo viendo el Atlético. Valdano dijo que Redondo era un jarrón demasiado valioso para una casa humilde como el Tenerife. El Kun decide que hay que estar donde hay que estar y él tiene que brillar donde tiene que brillar. Recordemos, nada se parece ya a la Champions. ¿Cuantos años durará el Kun en el Atlético?

Después de sufrir la retransmisión de los chinos y Tve de las olimpiadas me alegra que la Champions la tenga el Plus. Tres o cuatro canales a la vez, multipantallas y, sobre todo, transmiten que si ellos estuvieran en su casa y no currando, también verían los partidos. El peligro es desordenarse y no ver nada. Y claro, es de pago, pero nos gusta el libre mercado, ¿verdad?

Veo sólo el Atlético hasta el tercero. El Kun, el Kun y el Kun. Y Simao. ¡Ay! si estuviera Florentino... El PSV parece que no juega, tal vez no juegue, nada. El Atlético sale sin Raúl García y el portugués no parece mejorarlo en nada. Se lesiona Forlán y pensé que iban a sacar un medio. Sale Sinama. Un partido supuestamente fácil. Me alegro por Dani y todos esos tipos raros que son del segundo equipo de Madrid.

Guardiola es una pésima noticia para los madridistas. Nunca me cayó demasiado bien, demasiado relamido, demasiado correcto políticamente. Su juego era demasiado fácil, Schuster dijo que de Guardiola jugaba él con 40. Hay que reconocerle a Laporta que por lo menos algunas, pocas, ideas claras. Lo único que ha logrado el Barcelona reseñable en toda su historia es un estilo de juego reconocible. La Holanda del Mediterráneo. Sólo les faltaba fichar a un tipo rollo Mourinho. Lo importante es ganar y toda esa bazofia. Dice Guardiola que pone a los chavales porque son muy buenos y es tan cierto que sorprende la sensatez. Vi el partido contra el Numancia y si hubieran tenido un delantero centro y no a Etoo que es un ex-futbolista le hubieran metido seis o siete. Guardiola es más de Cruyff que Cruyff.

El niño de Busquets: el chaval este, aparte de jugar estupendamente y de llevarse todos los porrazos, me deprime un montón. Quizás sea la crisis de los cuarenta. Es la primera vez que veo a un futbolista que es hijo de otro futbolista que yo ya veía. Antes a los padres de los futbolistas los había visto mi padre o, como mucho, mis hermanos o amigos mayores. Busquets era un pésimo portero que le gustaba a Cruyff. Y que yo disfruté con cachondeo.

El Barca juega con defensa de tres y Alves a su aire. Hoy dice Cruyff que no se parece a su equipo. No poco, que se decía en la escuela. Cuando se centre Alves, el peor oficio del mundo va a ser "el lateral izquierdo que juegue contra el Barca". Alves es brasileño y argentino y Messi argentino y brasileño.

Miércoles.

Por supuesto, veo el peor partido que es el del Madrid. El fútbol no se acaba de entender si no vas con alguien. Un equipo con Van Nistelrooy y Raúl no puede hacerte feliz. Puede ganar, pero feliz, feliz, no creo. Me gusta más el equipo con De la Red, Guti e Higuaín. La exuberancia acabó hace tiempo y ahora, el Madrid, sólo gana. En los primeros diez minutos se vieron todas sus virtudes contra el peor equipo de la competición, ¿cómo se han clasificado estos tíos? Y luego podían haber apagado las luces.

No creo que haya que poner a nadie por ser de Madrid o Bilbao. Me da igual donde nace un tío. Pero parece absurdo que si tengo un buen jarrón compre otro peor o igual porque es holandés o argentino. ¿En qué mejora, sobre todo a largo plazo, Van Der Vaart al Granero que jugó en Munich? Esa pregunta no hay que plantearla siquiera con De la Red y Gago. De la Red no sólo le da la pelota habitualmente a uno de blanco si no que, además, lo suele hacer con sentido. Y, por cierto, es campeón de Europa.

Hago zapin con el Villareal y el Manchester. Sale Cristiano. Se pone estupendo, parece que va a regatear a cien tíos y la toca para atrás. Maldini dice que "crea sensación de peligro". Hay que ver como les pone a los periodistas este hombre. La mejor noticia del verano es que no ha venido al Madrid. Y pensar que con ese dinero hubieran fichado a Villa y Silva. O a Diego. O a Quaresma. O, al menos yo lo hubiera intentado, al Kun. (No hablemos de Iniesta o Messi).

Dice Pepe Mel que fueron a Brasil a fichar jóvenes y que, de una lista de los diez mejores, ocho ya eran del Villareal. Así sí. Y el seleccionador francés... ¿habrá visto que en el Villareal juega Pires?

2 comentarios:

  1. Alejo

    Gracias amigo por los ánimos aunque no tenga nada que ver con el tema. El año que viene les diré que te avisen por si quieres venir.

    saludos granadinos

    ResponderEliminar
  2. Busquets tuvo un hijo cuando tenía ocho años; no es tú seas demasiado viejo, es que Busquets fue demasiado precoz.

    Tienes razón: "Un equipo con Van Nistelrooy y Raúl (Y SAVIOLA EN EL ¡¡BANQUILLO!!) no puede hacerte feliz".

    ResponderEliminar