sábado, 27 de septiembre de 2008

Batman Begins

El secretario de las juventudes del PP dice que todos los jóvenes son del PP, aunque no lo sepan. Qué suerte saber lo que piensan los demás aunque ellos no lo sepan. Habría que promocionar a este joven. Sabe lo que los demás no saben de sí mismos. (Frase exacta: "Si eres joven y eres español, no te has enterado, pero eres del PP. Aunque no lo sepas”). Pablo Casado, un líder.

Me envían este correo acompañado de un vídeo de la Vicepresidenta dando una charla más que discutible, sobre todo por lo bajo del nivel de argumentación, en un instituto,. (En el mensaje dicen que está dando "educación para la ciudadanía", lo que es obviamente falso):

"----- No dejeis de verlo y por favor....SUMAROS AL MOVIMIENTO OBJETOR. No penséis sólo en vuestros hijos que irán a un concertado o privado, pensad en los niños de la pública y en ESPAÑA. Besos.
En el vídeo aparece la vicepresidenta del Gobierno dando una clase de educación para la ciudadanía a niños de 15 años.
Vicepresidenta del Gobierno dando una clase de educación para la ciudadanía."

Batman begins es una película política de superhéroes. Una secta, una elite, decide que la ciudad se ha pervertido tanto que hay que destruirla. Batman, en cambio, viaja desde el deseo de venganza al de justicia. Toda la historia gira en torno a dos ideas: somos nuestros comportamientos y la diferencia entre buenos y malos, entre el bien y el mal, es el respeto al procedimiento, el respeto a la ley como respeto a los demás.

Somos nuestros comportamientos significa negar el esencialismo. La diferencia entre "soy una persona a la que no le gustan las alcachofas" y "hoy no como alcachofas" es que la primera frase es para siempre e inmutable, en la segunda existe el cambio. No muy lejos de esta comparación está la que se podría hacer entre "pueblos" o "naciones" y "ciudadanos". Si el pueblo vasco, o la nación española, existen, son, entonces tienen derechos a costa de los ciudadanos que dejan de tenerlos. Por eso se puede asesinar como si nada a un tipo que está de vacaciones con su mujer y luego lavarse los dientes. Si son las comunidades autónomas y no las personas las que pagan impuestos, mal vamos.

El fundamentalismo de la virtud lleva a saltarse la ley de todos, a saltarse el procedimiento y a querer decidir por los demás. Las élites en posesión de la verdad deben salvar la civilización, la ciudad, a los de la pública. Las clases superiores no deben de pensar sólo en sí mismas, en sus hijos que van a privados o a concertados, deben de solidarizarse con los demás, con los de la pública. Y, por supuesto, salvarlos sin preguntar.

Soy lector de cómics desde siempre. Por una estúpida decisión adolescente, esa época en que construimos nuestra personalidad con errores, pertenencias a grupos y etiquetas, nunca leí a Batman, sólo leía Marvel. En el castigo llevo la penitencia. Hay algo en común entre Batman y la Patrulla-X, (¿también en el Capitán Trueno?), y es la exposición de posturas políticas progresistas de una forma evidente pero que quedan ocultas gracias a los trajes de plástico azules y amarillos o negros.

1 comentario:

  1. 1º) ¡Qué alegría NO ser joven!
    Lástima que no hablase de su barba. Entre las melenas de Aznar y las barbas de Pablito...
    2º) ¿Pero qué clase de "amigos" tienes tú que te mandan esos correos?

    ResponderEliminar