viernes, 9 de marzo de 2007

El curioso incidente del perro a medianoche.


Mark Haddon. Quinteto, 2006.

Me lo prestaron y algo me olió mal, tal vez que se alardeara de que había sido un éxito en multitud de países, no porque tenga algo contra los éxitos, que no lo tengo, sino porque a veces es lo único bueno que se puede decir de un libro: ha vendido mucho. Mírese el caso de "Soldados de Salamina", ¿qué otra cosa vas a decir?. Tal vez el dibujo ingenuo en la sobrecubierta. ¿El título sin pretensiones pero imitando a los clásicos?

64 páginas, me estoy volviendo viejo y tonto. Me pasa lo mismo con el Madrid, tengo cosas que hacer y acabo viéndolo. A pesar de todo. Incluso algunos partidos los veo enteros. 64 páginas, tal vez de las más difíciles de leer de toda mi vida. Me lo habían recomendado y no me podía creer lo que estaba leyendo: otro libro de niño con encanto. Por dios. Cuando Salinger escribió el jodido guardián seguro que no era consciente del monstruo que estaba creando. Hay toda una serie de libros, películas y discos destrozados por el maléfico influjo de Salinger; esa suerte de contar con encanto e ingenuidad que tanta tontería ha camuflado y sostenido. 64 páginas, estos libros los detectaba y dejaba antes en no mas de 25, pero ahora la vejez me está llevando a una absurda tolerancia.

Y fui, y lo cogí y... ¿cómo es posible que a estas alturas se vuelva a usar este truquito? ¿Y lo de presentarnos a los niños como unos crueles imbéciles que van diciendo supuestas verdades? Hay cosas, (los niños, el fútbol, la literatura, el vino, etc...), que no necesitan defensa, cuando te encuentras con algún defensor vocacional de estas cosas, suele ser temible, nunca sabes qué oscuros intereses defiende.

64 páginas, qué desastre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada